domingo, 31 de enero de 2016

¡DE VUELTA!


Pues antes de nada... Mil millones de perdones por la desaparición absoluta de estos meses. Después de un verano y un otoño un tanto complicados, mucho trabajo, muchos cambios, etc, regreso a dedicarme a este blog que tantas cosas buenas me ha dado. Y aunque he tenido épocas mucho mejores, siento que el retomar todo esto me va a ayudar también a darme cuenta, una vez más, de que puedo con absolutamente todo lo que me proponga. Así que aquí me tenéis de vuelta :) A partir de esta semana que viene empezaré a subir de nuevo tanto recetas de todo tipo, como información útil para llevar una vida saludable.


Y de vuelta también al maravilloso mundo de la rehabilitación... Sí, mis rodillas han vuelto a decirme "Hola! Qué tal? Vamos a darte un poquito el comienzo del año...!". Y así está el tema: la condropatía sigue avanzando (sobre todo en la izquierda) y las tendinitis del rotuliano cada vez son más continuadas (sobre todo en la derecha). Según el traumatólogo, el rehabilitador y los fisios, tengo unas rodillas dignas de señora sesentona. Y lo cierto es que sí: estoy a las puertas de los 31 y mis rodillas son un auténtico desastre. Me han prohibido correr, me han prohibido las sentadillas, me han prohibido el step... Solo andar ("like a yayas") y piscina, que es lo que más pereza me puede dar en mi vida fuera de los meses de verano. También me han recomendado hacer aquagym...¿Alguien se anima? Jajajajajaja


El caso está en que cuando veo lo que me van limitando las rodillas en todo el tema del entreno y demás, me entran unos bajones absolutamente mortales en los que acabo llorando, pataleando y clamando a los dioses. Pero luego veo fotos como esta que os adjunto un poco más abajo y se me pasa...No del todo, pero algo. Y pienso: "¿Hola? ¡Bastante bien las tengo para como las podría tener...!"



Porque nadie me dijo que fuese a ser fácil esto de cambiar TODO, tanto... Pero desde luego que me compensan (y mucho) todas y cada una de las decisiones que he tomado desde que comencé esta transformación que tantas cosas buenas me ha dado. Porque soy una Super Mujer con unos cojo... (perdón) más grandes que mis rodillas de antaño jajajaja Y porque si de verdad quieres algo, puedes... Lo que sea! Hasta volver a correr. Go!!! 
💪💪💪
P.D. Sí, la del uniforme soy yo... Y sí, he puesto un corazoncito para taparme las vergüenzas, que la foto era muy traicionera.

😂😂😂

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada